Hablando de 2.0 resulta que inventé un nuevo verbo: “Ikear”. Espero que García de la Concha no se enfade demasiado. Lo mencioné en algunos cursos de este verano (UA Internet y la crisis de los medios y UIMP ver Universidad 2.0 y Ciencia 2.0 e Innovación 2.0). Después, Nieves González, nuestra presidenta de mesa, en el último evento de los citados, hizo un magnífico resumen con el título: Tenemos que Ikearnos.

Ikear es algo que debe poner en practica la “vieja economía” a marchas forzadas para sobrevivir en un mundo global y digital. Recordemos que miles de empresas de los sectores tradicionales con tecnologías maduras (calzado, muebles, industrias manufactureras en general) se han visto arrolladas por la producción de países emergentes con salarios muy bajos…

Ikea es un ejemplo de cómo un sector tan tradicional como el mueble puede sobrevivir en un país con salarios altísimos. Un input llamando “conocimiento” le ayuda a reconvierse en la empresa del mueble más fuerte y competitiva por excelencia en toda Europa.

¿Que es Ikear?

1. Estrategias de aplicación de conocimiento, ideas, talento, capital humano… (conocimiento)
2. Reingeniería de procesos. Innovación espectacular en logística (conocimiento)
3. Innovación y diseño avanzado (conocimiento)
4. Protagonismo del usuario-cliente (es una especie de 2.0 presencial: “elijo, transporto, monto…”)
5. Ikear: asumir que para ser competitivo en un mundo global debes introducir cambios e innovaciones importantes de forma anticipada (“estilo 2.0”)

Lo dicho, la vieja economía necesita ikearse, necesita “medicina 2.0”.

Temas relacionados: La empresa 2.0