Tengo la impresión de que, en el marco de la mayor defensa del espíritu 2.0, deberíamos ser más críticos o escépticos con algunos de sus iconos. Precisamente es lo que hago en un breve artículo que hoy publica Información: Morir de éxito con 500 millones de usuarios.

Unas semanas antes publiqué Redes Sociales ¿escépticos?.

Creo que la “fascinación” de usuarios y profesioanles por Facebook, está teniendo dos costes importantes:

  • Uno, un cierto buzz empresarial, que me recuerda en muchos aspectos la burbuja.com. Afortunadamente no estamos hablando de grandes inversiones, pero sí de costes de oportunidad y de pérdidas de posiciones en temas importantes para las empresas que quieren apostar por Internet.
  • Las redes generalistas como facebook se están interponiendo al desarrollo de redes especializadas. Un ámbito a mi juicio imprescindible para el desarrollo de la red.

Y a todo esto, a diferencia de Google u otras empresas en Internet, Facebook tiene su modelo de negocio en el aire… No es un tema baladí.