Es difícil aparecer en portada del MIT. Abajo la captura de imagen de la home del MIT en la que se menciona “Startup’s MIT-invented nanotechnology improves efficiency of oil refining“.

Rive Technology es una startup surgida de la investigación de Javier García en el MIT. Su base: la Nanotecnología aplicada a los hidrocarburos y con el revolucionario objetivo de transformar el refinado de petróleo.

Siempre he pensado para mis adentros que mi interés y dedicación por la Nanotecnología se ha visto suficientemente compensado cuando me dio la oportunidad hace unos años de conocer a un investigador y emprendedor como Javier García (ver: Nanotecnología en la UA: Javier García).

Rive Tecnology (50K $ (y ahora $ 100K)) es un proyecto surgido de una investigación post-dosctotal de Javier garcía Martínez (con otro ex alumno emprendedor del MIT Andrew Dougherty está llamada a ser muy relevante en la industria energética . Todo el potencial de la nanotecnología para mejorar la eficiencia de las refinerías de petróleo.

La aportación de Javier García Martínez

Según se explica en la página del MIT, el refinado de petróleo crudo utiliza tradicionalmente materiales porosos llamados zeolitas como catalizadores. Cuando los compuestos de los hidrocarburos entran en los microporos de la zeolita,  se descomponen en los combustibles utilizados para transporte y en gas.

Pero debido al tamaño de sus poros, las zeolitas estándares utilizadas para el refinado no pueden incrementar el rendimiento en la producción de hidrocarburos. Javier García Martínez diseñó zeolitas con poros  10 veces más grandes.

Esta tecnología permitiría a las refinerías, por ejemplo, mejorar sus procesos de producción con más barriles y mayores rendimientos y ganancias.
zeolita

La noticia del MIT recuerda la génesis de la formación de esta interesante startup. Un enfoque muy innovador en la investigación de Javier que le unió a Dougherty. que contó con el apoyo de Larry Evans (profesor emérito de ingeniería química del MIT  y un experimentado empresario que actuó como CEO inicial de Rive).

En 2006, los tres co-fundadores de Rive Technology, consiguieron una nueva empresa de rápido crecimiento que ahora está comercializando el invento de Javier García-Martínez. Con sede en Boston y con una rama de investigación y desarrollo en Princeton, NJ, Rive ha recaudado más de  67 millones de dólares en capital de riesgo – ya partir de 2010, se asoció con WR Grace, un proveedor global de tecnología de refinado – para la fabricación de su primer producto comercial.

Dos refinerías estadounidenses han ensayado con éxito la tecnología. El año pasado, Rive demostró la eficacia de la tecnología en un artículo publicado en Journal Chemical Communications (ver artículo)

 El objetivo final de Rive, según los co-fundadores, es el uso de la nanotecnología aplicada a los hidrocarburos para transformar las refinerías de petróleo – “la potencia del siglo 20”, afirma Javier García Martínez – transformada en una rama de producción de energía moderna, eficiente y sostenible.
“Vamos a utilizar hidrocarburos durante muchos años más, por lo que debemos utilizar de manera más eficiente, reducir la cantidad de subproductos producidos y el aumento de la calidad de los combustibles”, según palabras del propio Javier García Martínez, actualmente director científico de Rive y profesor de química y director del Laboratorio de Nanotecnología Molecular de la Universidad de Alicante en España.

Mientras Javier trabajaba como investigador postdoctoral en el MIT desde 2001 hasta 2003, desarrolló un método de expansión de los microporos de zeolita en mesoporos, que miden entre 7 y 10 nanómetros de diámetro – el rango ideal para la producción de gasolina.

En la reunión anual de la gasolina estadounidense y Petroquímica Fabricantes de marzo, por ejemplo, Rive presentó un documento que demuestra que la segunda generación de su tecnología de “Highway Molecular” generó una elevación valor de 2,50 dólares por barril en una refinería de Texas.
“Nuestro proceso es barato y muy barato,

Esta tecnología puede ser utilizada en una amplia gama de aplicaciones, tales como el agua y el tratamiento del aire y la conversión de residuos, etc. Su empresa está siendo puesta como ejemplo por el MIT  y el propio Javier García destaca la importancia de trabajar en un entorno como el MIT 
donde  dice “En el MIT, hay un método, una forma bien establecida y exitosa para la transferencia de tecnología desde el laboratorio al mercado”,  “Profesionales con experiencia me ayudaron a proteger mi tecnología, crear mi equipo, y construir mi red de inversores potenciales, abogados, y mentores.”

Tuvimos la suerte de que el propio Javier García nos contara su caso de éxito en UNIMOOC. Aquí dejo sus vídeos en UNIMOOC /Youtube:
Javier García Martínez Rive Technology

Otro Vídeo de Javier Garcí en TED: La Alquimia del Siglo XXI

Recomiendo leer la noticia entera en: